La Seguridad Social Alemana y la Homeopatía

Fotografía de un PeriódicoEl pasado sábado 10 de julio la prestigiosa revista semanal “Der Spiegel“, Nº 28/2010, publicó el artículo “Homeopatía – La gran Ilusión”, un nuevo ataque frontal contra la medicina alternativa/complementaria. Spiegel Online publicó también una breve nota para promocionar su artículo en la revista.

AEPH ofrece una traducción del artículo para informar el público español de los detalles.

El gran escalofrío: nunca antes se enfrentaron los seguidores y oponentes de la homeopatía como antagonistas irreconciliables, por tanto nos preguntamos: ¿Para que nos sirve la medicina suave? Su utilidad no se puede demostrar. Pero con las bolitas se ha desarrollado ya hace tiempo un negocio, una industria de miles de millones. (P. 58)

La Seguridad Social debe ahorrarse la Homeopatía

Alemania: Las compañías de seguros de salud operan al borde de la quiebra. ¿Puede este sistema permitirse todavía subvenciones para los tratamientos homeopáticos? En el partido político SPD (Social Demócratas) se agita la protesta que exige la prohibición. También los funcionarios influyentes y supervisores ven un gran ahorro.

Berlín – La polémica sobre la homeopatía está empeorando. Una vez que se establece para la mayoría de los científicos que la homeopatía se basa en un efecto placebo, el SPD está exigiendo la abolición de la medicina alternativa de la seguridad social.

El presidente de la Comisión Mixta Federal de Médicos y Aseguradores de Salud, Rainer Hess, ve la actual situación “extremadamente insatisfactoria”. Después de cientos de estudios médicos, hasta hoy no hay una prueba clara de la utilidad de la homeopatía. No obstante, la seguridad social debe pagar. “Ha habido muchos intentos de suprimir la disposición de la protección de dichos productos, pero los políticos influyentes lo han impedido una y otra vez”, dice Hess.

El futuro Director del Instituto para la Calidad y Rentabilidad en el sistema sanitario (IQWiG), Jürgen Winkler, que va a ocupar su cartera a partir del 1o de Septiembre, se refiere a la homeopatía en la revista Der Spiegel como un “concepto especulativo y refutado”. Hasta la fecha, no se ha demostrado que el método tenga un beneficio medicinal. “Por eso no hace falta seguir investigando, el asunto está resuelto”, dice el más alto cargo de la medicina en el país.

La homeopatía tiene problemas internacionales para comprobar su evidencia.

La homeopatía se basa en las ideas del médico alemán Samuel Hahnemann. A partir de 1796 sostuvo que, según el principio llamado de similitud, las enfermedades se deberían curar mejor con medicamentos, que pudieran causar en personas sanas los mismos síntomas  que la enfermedad. Como eso sólo era alcanzable en parte con toxinas, Hahnemann inventó la disolución extrema de las sustancias, que él llamó dinamización.

Hoy en día los productos homeopáticos son diluidos bajo reglas tan ritualizadas que la existencia de las sustancias no se puede comprobar por lo general con los métodos actuales de medición. Para los críticos, la homeopatía se convierte en una disciplina esotérica.

Una prueba científica de los efectos de los remedios homeopáticos que supere el nivel de efecto placebo normal, no se ha conseguido hasta ahora, ni por los críticos ni por los partidarios. En el Reino Unido, la campaña “10 a 23″ organizó acciones para presionar al gobierno a la eliminación de los medicamentos homeopáticos en las farmacias y de los servicios del sistema sanitario. El 30 de enero la campaña iniciaba una manifestación pública de “sobredosis”, en el que unos 400 voluntarios se aplicaban dosis excesivas de cientos de veces más alto de lo habitual en los medicamentos homeopáticos para demostrar que los medicamentos no incluyen sustancias. Hasta ahora no se han detectado efectos, ni efectos secundarios.

(Traducción: Peter Schmidt Bubath)

Esta traducción también está disponible en formato PDF para descargar en nuestra Biblioteca Virtual.

El artículo original, así como la nota breve, están disponibles en la web de Der Spiegel (http://www.spiegel.de)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *